PAGINAS

martes, 4 de diciembre de 2012

CRONICA: "CUANDO EMPEZAMOS TOMAR PLENA CONSCIENCIA APARECE EN NOSOTROS OTRA FORMA DE VIDA. EL PRINCIPIO DEL CAMBIO". EL YOGA ES LA CONSCIENCIA CON UNO Y CON EL UNIVERSO 24º PARTE


     Habían pasado igual 5 años o mas, ya se había dado cuenta de que había experimentando a través del Yoga un cambio muy profundo, en muchos aspectos de su vida, había encontrando paz interior y lo mejor de todo por que  cambiado su percepción acerca de lo día a día, le rodeaba. Era ya el momento de realizarse la intervención quirúrgica, a la que tanto le temía, por que años atrás lo que era una gran montaña inalcanzable de subirla, ahora tan solo era un granito de arroz, por que confiaba en el, en su poder interno y lo mas importante estaba rodeado de seres excepcionales, los cuales le habían cambiado la forma de ver la vida.

      La operación aunque era sencilla, por que era por cirugía laparoscopia, tan solo había que hacer unos orificios para meter los instrumentos y por la boca te meten la cámara hasta el esófago. La hernia de hiato es una afección en la cual una porción del estómago sobresale dentro del tórax, a través de un orificio que se encuentra ubicado en el diafragma, la capa muscular que separa el tórax del abdomen y que se utiliza en la respiración. Una hernia de hiato no causa síntomas por sí misma. Sin embargo, es un trastorno que promueve el reflujo de los contenidos gástricos, por acciones ya sea directas o indirectas sobre el mecanismo de anti-reflujo, y por ello se asocia con la enfermedad de reflujo gastroesofagico. 

       Además de la incomodidad de las hernias de hiato pueden tener consecuencias graves en algunos pacientes no tratados. Las hernias paraesofágicas pueden llegar a estrangular a una porción del estómago por encima del diafragma. Dicha estrangulación puede provocar una obstrucción esofágica o incluso estomacal y el tejido afectado puede llegar a sufrir isquemia y posiblemente necrosis.

      Aunque  había algunos riesgos a los que atenerse, ya que era un tema bastante importante en relación a su salud y su una hernia de hiato la cual le estaba dando tantos problemas, entonces se dirigió a la consulta del cirujano y por fin le comento la decisión que había tomado para que realizasen esa intervención quirúrgica que tanto le perturbaba. El medico se quedo sorprendido como de la noche a la mañana había cambiado su parecer.

     Cuando ya en la consulta le dijo que estaba preparado para la operación, le dijo: " Quiero solucionar este problema  que tengo, porque no puedo estar tomando tanta medicación, soy joven y necesito tomar unas judías, una cerveza o una copa, sin que me haga daño al estomago, sin preocuparme de la medicación o de si me tomo esto o lo otro, me va a sentar mal.... En pocas palabras aunque lo pase mal unos días, quiero ganar calidad de vida".

    Entonces le comento de que antes de hacerle la intervención quirúrgica debería de hacerle una Hpmetria consistía en hacerle una prueba de control de la acidez mediante un tubo a través de la nariz al esófago, conectado a una maquina pequeña que llevaría colocado a su cintura, que cada x tiempo le iria tomando diferentes parámetros, para saber el grado de acidez que tenia a lo largo de esa prueba. Así también sabría si a la hora de poner el esófago en su sitio, como iba a reaccionar, si habría o cerraría bien, cuando ingiriese los alimentos.